fbpx

Síndrome de Garfield

El síndrome de Garfield se adjudica a la obesidad felina: a los gatos que tiene problemas de peso, y que llevan una vida sedentaria o que no realizan ejercicio.

Un gato tiene sobre peso cuando su peso corporal supera en un 15% a su peso ideal, y es obeso cuando esta por encima del 30% y la mejor forma de valorar el peso ideal es mediante un examen por medio de un veterinario.

Foto: unsplash.com

¿Por qué los gatos engordan?

La obesidad, se origina fundamentalmente por el desequilibrio entre el consumo de alimento y el gasto de calorías.

Si nuestro gato come más de lo que gasta de energía en su día a día, evidentemente, aumentará su peso.

El problema no es solo de «administración inadecuada de alimento» (En cantidad o «tipo»), sino de que los humanos no reconocen que su gato tiene sobrepeso ni entienden que esto en si es un gran problema con serias consecuencias.

Otros factores que provocan la obesidad en gatos:

Raza: Algunas razas están más predispuestas a padecer esta enfermedad, ya que poseen una mayor proporción de grasa respecto a la masa muscular.

Edad: Con el paso de los años el metabolismo corporal se ralentiza y por eso la tenencia a engordar es mayor.

Sexo: Las hembras, por lo general tiene una mayor tendencia a la obesidad que los machos.

Esterilización: Esta practica, unida a un falta e actividad o la falta de control de la dieta, puede inducir un aumento de peso.

Enfermedades endocrinas: La obesidad puede aparecer como síntoma secundario o enfermedades endocrinas como diabetes, hipotiroidismo o un insulinoma.

Falta de ejercicio: Son actores muy importante en la aparición de la obesidad.

Alimentación: Una alimentación que sobrepasa las necesidades energéticas del individuo suele derivar en sobrepeso.

¿Por qué es tan peligrosa la obesidad para los gatos?

  • Los animales obesos presentan más problemas de salud: articulares, respiratorias, cardiacos, circulatorias, hepáticas, reproductivas, metabólicas, como la diabetes, tumorales, etc.
  • Su esperanza de vida se ve reducida.
Foto: pexels.com

¿Que hacer para evitar el síndrome de Garfield?

  • Calcula el peso ideal de tu felino. El principal objetivo será disminuir la cantidad de grasa corporal, para poder alcanzar el peso deseado.
  • Cuida de la alimentación de tu gato: menos calorías, pero con los nutrientes necesarios.
  • Ayuda a que realice ejercicio físico: su objetivo es fomentar el gasto energético y prevenir la pérdida de masa muscular.

Fuente: www.elgatoencasacom

--

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *