fbpx

Neumonitis Felina, ¿Que es? y como tratarlo

La chlamydia psittaci, llamada antiguamente virus de la neumonitis felina, no es un virus en sí, es un organismo microscópico que necesita de nuestro michi para vivir y funcionar y que además raramente afecta a los pulmones.

Nuestros gatos contraen infecciones respiratorias altas al igual que los seres humanos.

Si notas que tu gato estornuda o sufre de secreción nasal u ojos llorosos, llévalo con tu medico veterinario de confianza para que lo pueda examinar y descartar cualquier enfermedad

Foto: Depositphoto.com

Este tipo de infección puede deshidratar al felino por el tracto respiratorio superior y produce una serie de infecciones en los gatos como es la conjuntivitis y rinitis, que afectan principalmente al aparato respiratorio y cuyos signos se ven en los ojos y en la nariz.

El modo de transmisión es por contacto directo y objetos que estén contaminados,  la bacteria puede albergarse en áreas tales como cajas de arena, contenedores de alimentos y jaulas.

Su periodo de incubación se estima de 3 a 10 días. Si nuestro michito no sale de casa es muy raro que pueda adquirir esta infección, ya que es más frecuente en michis que se mantienen fuera del hogar.

Sintomas de la Neumonitis Felina

  • Secreción acuosa que se vuelve de color verde o amarillo.
  • Los ojos pueden estar irritados, como con conjuntivitis.
  • Si la enfermedad se propaga a su tracto respiratorio superior, al estornudar sentirá malestar.
  • Aunque los gatos adultos pueden luchar contra la infección están en peligro de desarrollar neumonía.
  • Fiebre y pérdida de apetito.

Tratamiento para la Neumonitis Felina

Una vez se haya identificado la enfermedad, se comienza un tratamiento con antibióticos oculares, con la finalidad de disminuir la conjuntivitis causada por la carga bacteriana.

Pueden ser orales o inyectados, según sean las recomendaciones médicas; este tipo de fármacos suelen administrarse por largos periodos de tiempo, incluso hasta por cuatro semanas, esto con la finalidad de erradicar de forma definitiva la bacteria.

Además se debe mantener a nuestro gato en cuarentena para evitar la diseminación de la enfermedad y se implementarán medidas de higiene para limpiar las secreciones que se acumulen en ojos y nariz, con toallas especiales.

Si nuestro michi ha perdido el apetito debemos motivar su alimentación con una dieta con buen sabor, que contenga vitaminas, complementos alimenticios o estimulantes del apetito.

Por lo general, la neumonitis felina no se da en una casa en donde haya solo un gato y se recomienda administrar vacunas de manera regular en caso de que tengas varios gatos, las vacunas se administran a las 8-10 semanas y a las 14-16 semanas, además se requieren refuerzos anuales.

Foto: Depositphoto.com

Estas vacunas no eliminan el riesgo de que tu gato contraiga neumonitis felina, pero disminuirá la gravedad y duración de la enfermedad.

Te puede interesar:

--

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *