¿Por qué debo jugar con mi gato?

Si no tienes el hábito de jugar con tu gato todos los días, estas cometiendo un grave error, esto puede ser una de las causas principales de estrés o depresión en  felinos que puede derivar en agresividad, obesidad, problemas en las vías urinarias bajas. Y ahí es donde entramos nosotros.

¿Por qué debo jugar con mi gato? estas son las razones

1. Debemos estimularlo para que conserve su instinto y ejerciten todos sus músculos todos los días. No vale con dejarles un montón de juguetes tirados por la casa, que no se mueven, porque nuestro compañero acabará cansado de ellos.

Es muy importante rotar los juguetes, guardar unos y utilizar otros, para ofrecerle estímulos distintos. Prueba diferentes juguetes como cañas, pelotitas, cuerdas, ratones que se mueven, cajas de cartón, juegos interactivos,… hasta encontrar los que realmente motivan a tu gato.

2. Jugar con nuestro gato se debe convertir en una rutina diaria para nosotros. El mejor momento del día es por la noche, ya que es cuando los felinos tienen sus picos de mayor actividad respecto a la caza. Si acostumbramos a nuestro gato a algo rutinario lo debemos mantener ya que los cambios les afectan mucho y puede derivar en estrés o depresión.

¿Por-qué-debo-jugar-con-mi-gato_-1
Foto: Depositphotos.com

3.  Jugar hasta que se canse. El tiempo de juego es relativo y depende del gato, pero en el momento que tu gato se tumba de lado en el suelo con la cabeza medio levantada y parece sólo querer jugar desde ahí, es que te está diciendo que ya ha tenido suficiente por hoy. De todas formas intenta hacerle correr, saltar, subir, bajar antes de ese punto para que se ejercite todo lo posible.

4. Una buena forma de mantener ese componente de sorpresa y de hacer sentir a nuestro gato que ha cazado es dejarle premios escondidos por la casa. Puedes utilizar cualquier tipo de premio que le guste a tu gato pero puedes, si quieres ahorrar un poco de dinero, utilizar algún pedazo pequeño de fruta que le guste, por ejemplo.

5.  Fin del juego. La mejor forma de terminar el juego es darle un premio por la labor realizada que además hará de “presa” para él. Te recomiendo que le des un platito de comida húmeda cada día después de terminar de jugar. Así conseguirás que al terminar de comer se acicale y se tumbe tranquilo a descansar.

6. Tener más de un gato no exime de jugar con ellos. A pesar de que se persigan, se muerdan, se peleen… sigue siendo exactamente igual de necesario jugar con ellos por las razones ya mencionadas. Evitaremos que se puedan producir problemas entre ellos y podremos equilibrar las necesidades de juego particulares de cada gato.

7. El juego con cachorros tiene dos factores principales a tener en cuenta. Uno de vital importancia; si el cachorro nos muerde en cualquier parte del cuerpo hay que dar un pequeño grito agudo para avisarle de que no lo haga. Es lo que hacen los cachorros, cuando juegan entre ellos para aprender a controlar la mordida. Inmediatamente desviar su atención de nuestro cuerpo con algún juguete.

Por otro lado debes tener en cuenta que los cachorros requieren más tiempo de juego, así que ¡¡Ármate de paciencia!!

¿Por-qué-debo-jugar-con-mi-gato_-2
Foto: Depositphotos.com

Fuente: educacioncaninayfelina.com

--

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *