¿Como saber si a mi gato le duele algo?

Si ves en tu gato un cambio brusco postural y gestos raros con respecto a su anatomía son signo de que algo está fallando, y debes de estar alerta ante estas señales que indican que a tu gato algo le duele.

Una nueva investigación señala los signos de cambio de comportamiento que tiene tu minino ante el dolor.

¿Como-saber-si-a-mi-gato-le-duele-algo_-1
Foto: Depositphotos.com

Un grupo de veterinarios internacional ha hecho una nueva investigación con respecto a las señales de comportamiento que indican que al gato le duele algo, y han publicado sus conclusiones.

¿Cuales son las señales para saber que a mi gato le duele algo?

Las señales han sido clasificadas entre signos “suficientes” (su presencia indica que el gato sufre, pero no necesariamente presente en todas las situaciones de dolor) y signos “necesarios” (necesarios si hay presencia de dolor, pero no siempre indicativos de dolor).

El equipo liderado por la doctora Isabella Merola y el profesor Daniel Mills de la Universidad de Lincoln han identificado 14 señales que pueden indicar que los felinos pueden estar pasándolo mal:

1. Cojera

2. Dificultad para saltar

3. Camina con anormalidad

4. Va cabizbajo o encorvado

5. Está reacio a moverse

6. Reacciona a la palpación en alguna zona del cuerpo

7. Se retira o esconde más de lo normal

8. Ya no se asea o se lame efusivamente y con obsesión solo una parte de su cuerpo

9. No tiene apetito o ha cambiado mucho su manera de alimentarse

10. No tiene motivación para el juego, si su actividad en general disminuye mucho

11. Evita ir a frotarse contra la gente

12. Su comportamiento cambia y está irritable

13. Su peso cambia drásticamente

14. Gruñe o se queja con más frecuencia de la que estamos acostumbrados a oírle

Estos son algunos de los signos que indican que deberíamos llevar a nuestro gato al veterinario, ya que son indicativos de que le puede estar sucediendo algo.

¿Como-saber-si-a-mi-gato-le-duele-algo_-2
Foto: Depositphotos.com

Otras señales de comportamiento felino como estar más tiempo de pie, buscar más contacto con el humano, tener más apetito, dormir más o menos, ir con la lengua fuera o la boca medio abierta o rechinar los dientes, por poner unos ejemplos. No es necesariamente indicativo de una dolencia en el gato, según los investigadores de este estudio.

Fuente: lavanguardia.com

--

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *